Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de Físicos [Postear con ficha Aceptada]
Sáb Mayo 30, 2015 4:43 pm por Invitado

» Especialidades para universitarios
Sáb Mayo 30, 2015 12:57 pm por Ekaterina Akeila

» Fairy Tail ¡Fire Up! || Afiliacion || Normal
Jue Abr 09, 2015 8:58 pm por Invitado

» Me voy.
Lun Abr 06, 2015 9:57 pm por Invitado

» Infamous {Normal}
Sáb Abr 04, 2015 6:35 am por Invitado

» Sueños de Arianth {Afiliado normal}
Jue Abr 02, 2015 8:10 am por Invitado

» Nos veremos
Miér Abr 01, 2015 8:07 pm por Invitado

» Gran Baile -Colectivo-
Miér Abr 01, 2015 2:55 pm por Invitado

» Búsqueda del Tesoro {Bases}
Miér Abr 01, 2015 2:08 pm por Ekaterina Akeila

» Aurum et Argentum {Evento Medieval}
Miér Abr 01, 2015 1:10 pm por Ekaterina Akeila

Afiliados
afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Un día de campo {Priv . Aoba }

Ir abajo

Un día de campo {Priv . Aoba }

Mensaje por Invitado el Lun Sep 15, 2014 8:15 pm

Una cita en el lago, comiendo comida casera que Felipe había hecho con tanto esfuerzo. Era algo que nunca le había propuesto a nadie, principalmente porque nunca había estado enamorado, pero ahora que lo estaba, pensaba que podía esforzarse por hacer algo para la persona que quería. Era por eso que hacía todo lo que hacía. Dejó escapar un suspiro cuando se dio cuenta de que el chico no había llegado, lo cierto es que no sabía porque estaba tan nervioso, había conocido a Aoba en febrero y ya estaban en septiembre, eso significaba que llevaban siete meses de conocerse y no tantos de relación, estaba nervioso, muy nervioso porque llevaban cierto tiempo juntos. No quería estar con él, bueno si, pero no si se ponía tan ansioso. Por el momento habían tenido dulces citas y besos que rozaban con lo sexual, pero de todas formas, le hacía muy feliz estar con él y quizás ya estaba llegando la hora de subir la apuesta.

Cerró los ojos, con más nerviosismo. El chico aun no llegaba, asi que acomodo una manta en el suelo y abrió la canasta. Había muchos sándwiches con diferentes rellenos, también había queso y una tarta que le costó demasiado tiempo hacer, esperaba que estuviera buena, porque no era un experto en eso de cocinar. Dejó escapar otro suspiro. Esperaba no matar a Aoba antes de darle la sorpresa que quería hacerle. Suspiró de nuevo. Miró al lago y a las diferentes personas que se dirigían a la feria para ver el hermoso evento primaveral, especial de Australia. Felipe se preguntaba cuantos eventos de esa forma se había perdido en su vida, después de todo era nuevo ahí, pero se preguntaba que si hubiera entrado desde el curso pasado habría visto las cosas tan increíbles que había en ese país, igual, tendría que tener un buen motivo para convencer a sus padres de permitirle ir.

Cuando comenzaba a inquietarse, vio a la lejanía a Aoba y comenzó a sentirse nervioso. Oh mierda, había olvidado lo desenfrenado que se ponía su corazón cada vez que le veía y es que le daban demasiados nervios. Él era tan lindo y no podía evitarlo. Estaba enamorado de él, aunque nunca le había dicho que lo amaba, quizás en ese momento se lo diría. Se levantó, como un tonto enamorado y caminó hacia él. Corrió, más bien. Hasta no toparse con los brazos del otro, no se detuvo. Le estrujo con fuerza y le sonrió cuando se alejo.

Te extrañaba mucho.— Confesó, pegando su rostro en el pecho del mayor.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un día de campo {Priv . Aoba }

Mensaje por Invitado el Miér Sep 24, 2014 11:27 pm

La mundialmente famosa feria de las flores de Australia había llegado, al menos creo que es tan famosa como lo pienso,  ya que desconozco cómo funciona el mundo fuera de Greenlight lo único que puedo hacer es imaginarme las cosas que hay allá afuera.  Aunque últimamente me ha dado por visitar la biblioteca y abrir los libros de geografía, quede tan maravillado por todo lo que pude observar a través de esas imágenes que ya me estoy planeado un pequeño viaje fuera del país pero antes de eso debo aclarar la situación con cierta personita de lentes que ha causado un revuelto en mi vida y que en definitiva si las cosas resultan bien, lo obligare a viajar conmigo, es más ya tengo la caja de paquetería en la que viajaremos.

-Rayos se me ha hecho tarde y eso que salí de clases antes-

Así es, tal como se lee el vago de Aoba Seragaki estaba asistiendo a clases normalmente y como todo buen estudiante debería, ciertamente me merezco un premio por mi esfuerzo, pues levantarme temprano para llegar a la hora de inicio y aguantar mi hiperactividad para evitar saltar por la ventana ante cada pequeño indicio de aburrimiento me ha costado bastante sacrifico, pero la razón del porque hago esto tiene nombre y es precisamente la persona que ahora está abrazada a mí.

-Yo también te he extrañado- lo primero que sentí fue el cuerpo de Felipe impactando con el mío en un abrazo, a lo que sonreí y le abrace de vuelta- jeje siento la demora, realmente pensé que tenía el tiempo medido-  Me encontraba algo agitado por la carrera que había pegado para acortar el tiempo de llegada, y por lo mismo tenía mucho más calor.

-Woooo  ¿Tú has preparado todo eso?- Mi vista se desvió unos segundos al pasto y me encontré con una gran cantidad de comida que se veía deliciosa, al momento mi estómago comenzó a rugir haciendo ruidos graciosos y delatando mi estado hambriento – Hee no pensé que fueras del tipo de chico que cocina, se ve realmente bien, bueno creo que puedes escuchar a mis estomago-

Estrechando nuevamente el chico de lentes en mis brazos acerque mi boca a sus labios y robe un pequeño e inocente beso, si bien quería hacer mucho más que ese inicial rose debía contenerme, después de todo estamos en un lugar público y por supuesto nunca dejaría que nadie viera desnudo a Felipe, sólo yo.

-¡oh por cierto te he traído algo!, no sabía si en esta fecha se debía regalar algo o no pero en cuanto lo vi pensé que sería perfecto para ti-

Separando mi cuerpo del menor, quite la mochila azulada de mi espalda y comencé a revolver mis pertenencias en busca de una pequeña caja color blanco, una vez en mis manos tome las de Felipe y destape su contenido, dejando expuesta una pequeña esfera de nieve con una pequeña flor de loto en su interior.

-¿No es linda? El otro día en la biblioteca leí que las flores de loto son muy significativas y que representan  la paz y por eso me recuerda a ti, cada vez que te veo siento mi cuerpo un poco más ligero, mi ánimo se eleva y nada es aburrido, tu eres mi flor de loto personal-

Le bese nuevamente de forma fugaz pero con una enorme sonrisa, hubiera querido besarle más pero mi estómago tenía otra idea y comenzó a rugir –Jeje ahora comamos, ya quiero probar todo!
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.