Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de Físicos [Postear con ficha Aceptada]
Sáb Mayo 30, 2015 4:43 pm por Invitado

» Especialidades para universitarios
Sáb Mayo 30, 2015 12:57 pm por Ekaterina Akeila

» Fairy Tail ¡Fire Up! || Afiliacion || Normal
Jue Abr 09, 2015 8:58 pm por Invitado

» Me voy.
Lun Abr 06, 2015 9:57 pm por Invitado

» Infamous {Normal}
Sáb Abr 04, 2015 6:35 am por Invitado

» Sueños de Arianth {Afiliado normal}
Jue Abr 02, 2015 8:10 am por Invitado

» Nos veremos
Miér Abr 01, 2015 8:07 pm por Invitado

» Gran Baile -Colectivo-
Miér Abr 01, 2015 2:55 pm por Invitado

» Búsqueda del Tesoro {Bases}
Miér Abr 01, 2015 2:08 pm por Ekaterina Akeila

» Aurum et Argentum {Evento Medieval}
Miér Abr 01, 2015 1:10 pm por Ekaterina Akeila

Afiliados
afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Huyendo del trabajo - Priv.

Ir abajo

Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Invitado el Jue Jul 31, 2014 5:14 pm

Ya avanzada la tarde en la academia Greenlight, el cansado profesor de química se dirigió a un lugar que acostumbraba a visitar casi a diario cuando estudiaba años atrás, en esta misma academia. En aquellos tiempos, la azotea era para él un lugar tranquilo al cual ir a despejar la mente, pensar en cosas de la vida y sinceramente hacer cosas que los estudiantes hacían a escondida de los profesores, al fin y al cabo los profesores nunca iban a la azotea. Ese era como un refugio o santuario sagrado de cosas prohibidas para los estudiantes, o al menos en aquella época lo era.

Mientras subía por las oscuras escaleras, que finalizan con la salida a la azotea, revisaba sus bolsillos buscando algunos objetos que decomiso a algunos estudiantes -En esos tiempos si te encontraban con esto te expulsaban- comentó observando una caja de cigarrillos que tenia en la mano, se la había quitado a unos estudiantes en el pasillo sin decirles nada mas, ellos sabían que estaban prohibidas y simplemente se quedaron callados después que se las quitó, suerte para ellos que no les hizo nada mas. Aunque no caracterizaba por ser alguien muy estricto con los estudiantes, pues con tan solo 22 años era uno de los profesores mas jóvenes que habían, siendo incluso de la misma edad que algunos estudiantes. Pese a esto ya había pasado por tales experiencias y sabía lo dañino que esas cosas podrían llegar a ser.

-¡Vaya vista!- exclamó Klass al salir a la azotea, fácilmente podía sentir la diferencia entre estar dentro de las paredes de la academia y estar al aire libre con la clase de vista que se podía apreciar desde la azotea. Con el viento golpeando su cara y meciendo su cabello, comenzó a caminar hasta llegar al borde de la terraza, extendió sus brazos y cerró los ojos sintiendo una agradable sensación de libertad -Extrañaba este lugar- dijo en sus adentros mientras daba un largo y relajando respiro, posteriormente dejaría salir el aire lentamente encorvando su espalda un poco para recostar sus codos en una baranda al borde de la azotea, finalmente apoyó su barbilla en su mano observando la panorámica delante de él.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 02, 2014 5:33 pm

o un poco pesado para mí, me sentía desanimada al no estar con mi único apoyo moral un hermoso tigre blanco, aunque no lo tenía tan lejos ya que estaba en mi carro dormido en el estacionamiento pero igual sentía como si él no estuviera, antes de ir a clases había comido para mantenerme serena delante de las personas, aunque si no fuera por uno de los estudiantes que se corto el dedo no hubiera tenido que correr a la azotea para no dejar a ver mi naturaleza.

Así que estaba en aquella azótela para ese momento completamente sola ya que no había una sola presencia o eso pensaba, me quede leyendo un libro sobre la historia del fantasma de la opera completamente tranquila y feliz, pero lo único malo era que el tonto sol quería darse de presente y arruinar el momento, realmente porque hoy no podía ser un hermoso día nublado si no uno completamente soleado, busque la única sombra disponible para quedarme en ella sin ningún problema , solo esperaba que el sol no me pegara en los ojos porque si no tendría que salir de ahí directo a la enfermería donde hay mucha sangre, el solo pensar eso mi boca de hace agua.

Me quede pensando por un buen rato sobre porque mi padre ahora me llamaba o se quería hacer presente en mi vida después de dejarnos a mi madre y a mi solas, lo único bueno era que ya no sabía dónde me encontraba, escuche una voz por lo viste de un profesor, mire a aquel chico como pude y sonreí con cierta picardia me levante con cuidado para que no me diera el sol.

Sisee un poco Hey este no es lugar para un profesor es mi área de juegos en este momento es mejor que no te portes mal jeje no deberías estar dando clases sensei dije en forma de broma pero al ser una chica que siempre estuvo confinada a su habitación realmente aquel lugar era como mi patio de juegos personal.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 02, 2014 7:17 pm

Realmente me sentía tranquilo en ese lugar, de hecho sentía que podría estar todo el día ahí y no me aburriría, para mi el sitio era sencillamente relajante. Mientras disfrutaba de ese momento de tranquilida, escuché un siseo proveniente de algún lugar de aquella terraza, algo extraño pues al llegar pensé que no había nadie allí. Giré mi cabeza a la derecha pero no vi nada, luego me di la vuelta y cuando finalmente voltee hacia un costado logré ver a una estudiante escondida bajo una pequeña sombra, siendo la única sombra con la que alguien podría cubrirse del cálido sol de ese día -¡He mira nada mas!- exclamé al dar con aquella chica.

Me acerqué lentamente hacia donde ella estaba, no sabía por que estaba oculta en la penumbra cuando podía estar sentada en cualquier otra parte mas cómoda de la terraza y mas en un día tan cálido como ese, siendo estos días muy escasos en invierno -¿tu área de juegos dices? jajaja en ese caso me disculpo por invadir tu área de juegos, si quieres me voy- comenté en tono de broma mientras me rascaba la cabeza, dedicándole una agradable sonrisa a la joven -La verdad es que tenia unas horas libres y vine a este lugar para escapar un poco del bullicio de los salones y pasillos, por unos momentos comencé a sentirme encerrado- dije cruzando mis manos tras mi espalda mientras quedaba frente a la chica.

Noté de inmediato aquel libro que traía consigo por lo que deduje que estaría allí para descansar y despejar la mente -¿Y usted señorita? ¿no debería estar en clase? a menos... ¿acaso te fugaste de clase?- pregunte acercándome a la chica interrogándola cual policía pero a simple vista se podía ver que no era mas que una simple broma -¡Nos vamos a la dirección!- exclamé mientras la tomaba de la mano y la jalaba suavemente tan solo un poco fuera de la sombra, pero la solté de inmediato al sentir cierta frialdad en su suave y tersa mano. No pude evitar observarla con los ojos entrecerrados por unos segundos, muy diferente a como la observaba segundos antes, tocar su mano me dio cierta pista sobre qué podría ser esta chica, después de todo conocía muy bien a los vampiros, o en este caso... a las vampiresas -Disculpa mi atrevimiento... pero ¿eres una vam...? este...- no encontraba como decirlo, simplemente no me salían las palabras para completar aquella pregunta.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 02, 2014 8:15 pm

Sonreí dulcemente cuando me encontró y reí un poco, tan difícil era encontrarme o vamos era la única metida en una sombra que tan difícil puede ser aquello, le miraba con cierta curiosidad cuando hablo y le salude calidamente, a pesar de todo no era una chica mala solo un poco extrovertida ademas que aprovechaba las oportudinadades que me daban de vez en cuando para jugar en aquel sitio.

Ohh me ah encontrado que piñin se merece un aplauso el sensei dije manteniendo aquella sonrisa para ver como se acercaba hacia mi lentamente por lo cual ladee mi cabeza un poco dejando que aquella brisa se divirtiera con el le saque la lengua cuando se rio en forma de broma, en realidad no quería que se fuera si aquella sombra se iba, terminaría en un gran meollo y no estaba zora para salvarme , asentí ante lo que el decía en realidad era agradable que un profesor actuara como un chiquillo en vez de un chico viejo y amargado me gustaba su forma de ser.

Mire que sus ojos se fijaron en mi libro y lo lleve hasta mis labios como si tratara de montárselo en realidad me gustaba estar rodeada de personas nuevas en vez de estar en aquel lugar estudiando etiqueta como una loca sin poder descansar de toda la responsabilidad que tiene una sangre pura, mire como me estaba hablando , sentí como tomaba mi mano era cálida pero al sentir aquel sol golpear a unos pocos sentimetros mi mano la moví bruscamente para ocultarla rápidamente y mirarle con un poco de miedo aunque este poco a poco se fue desapareciendo No haga eso de nuevo por favor dije suavemente para luego soplar mi mano un poco como si tratara de ocultar el dolor , aunque aya sido un poco de sol tenia un gran efecto en mi cuerpo estaba un poco asustada pero no lo iba a demonstrar, después de todo no mostraba el miedo delante de alguien tan fácilmente como para que me dijeran débil, creo que debo agradecer ese truco que me habían dado mis tutores casi siempre, mire al chico y trataba de embosar una pregunta hacia mi por lo cual al ver su cara sonreí mostrando mis colmillos Si soy una vampiro .. una noble jeje asi que tranquilo no te voy a comer menos a alguien que parece tener un poco de miedo hacia mi... si yo... solo me gusta hacer amigos.. dije bajando la mirada.

Típico que siempre deba encontrarme con alguien que le tiene miedo a los vampiro...estaba harta de ese alemán de llamar monstruos a los de mi raza, por lo cual sonreí y le saque la lengua para que se calmara, aunque había salido de clase por aquel olor a sangre ya estaba completamente calmada así que el no corría peligroP..por favor no te asuste de mi... estoy harta de eso... onegai sensei dije mirándole a los ojos con cierto brillo de tristeza para luego mirara a otro lado y sonreír al ver el hermoso cielo azul de ese día.

De cierto modo me sentía un poco triste ya que había perdido toda mi infancia encerrada en aquella habitación, sin poder ver el cielo...realmente era hermoso ... como algunas personas no valoran lo que pueden ver con sus ojos día a día realmente me encantaría poder salir y ver el sol sin ningún impedimento.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 02, 2014 10:41 pm

La reacción de la joven me confirmaron las sospechas que tenia sobre su raza, me sentí apenado por haber jalado su mano hacia la luz del sol ocasionando que se lastimara, tal vez por eso fue que mi mano soltó la suya automáticamente debido a la maldición que mi "madre" me había implantado, maldición que no permitía que tocase a una vampiresa para causarle daño -Lo siento mucho, en serio...- dije en voz baja al ver como se soplaba la mano intentando disimular el dolor.

Al ser criado por una vampiresa siempre sentí esa cercanía, admiración y profundo respeto por ellas y pese a ser consideradas especies oscuras y malvadas, para mi sencillamente eran fascinantes. La joven mostró sus colmillos, colmillos similares habían sido los que me habían brindado techo y cuidado durante gran parte de mi vida, al verlos una amplia sonrisa se dibujó en mis labios casi por inercia. Esta sonrisa tal vez cambiaría la primera impresión que tenia de mi, quizá para ella de miedo, al enterarme que era una vampiresa -Oh no, no, no, no- dije agitando mis manos de un lado a otro -Me malinterpretas, yo no te tengo miedo en lo absoluto, es todo lo contrario, eres fantástica, no... la gente no debería tenerte miedo, eres fascinantes- mis palabras eran sinceras, el que aun estuviera ahí y con tal naturalidad era muestra de ello.

No podía ocultar mi emoción, después de mi cuidadora, ella era la segunda vampiresa que veía en toda mi vida -Si no te importa me quedaré por aquí a hacerte compañía- sonriente como siempre me recosté en la pared cerca de la joven, me sentía cómodo con su presencia y lo que es mas, me gustaba tenerla cerca, las vampiresas me transmitían confianza y seguridad quizá por la imagen que me había hecho de ellas gracias a la crianza que tuve de mi cuidadora -¿Sabes? yo fui criado por una vampiresa, de piel clara casi al punto de lucir pálida pero sin dejar se ser muy hermosa, su cabello era largo, blanco, suave y muy bello, características que tu también ostentas- comenté observando por unos segundos los ojos de la joven -Recuerdo sus ojos, eran tan fríos como la nieve pero muy, pero muy, muy, muy en el fondo podías sentir cierto aire de seguridad en ellos, eran atrapantes. Esos ojos rojos que a cualquiera encantarían... yo no podría odiarla o temerle, señorita...- ya se me veía mucho mas tranquilo y sereno que hace unos segundos, encantado estaba con hacerle compañía a aquella joven.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Invitado el Miér Ago 06, 2014 6:30 pm

Aunque me dolía mi mano me puede calmar aquello así que mire al profesor y sonreí cuando se disculpo, al parecer no lo había hecho a propósito por lo que moví mi mano asentando y señalando mi sonrisa, mostrando que no estaba enfadada con el, era raro que un profesor fuera así era como un niño pequeño eso era adorable, me sonroje de inmediato cuando me dijo que era fascinante realmente era algo de no creer pero bueno muy pocas personas eran así pero el tenia un aura diferente, me pregunto que sera el.

Me sentía un poco estaña pero feliz a la vez tener a alguien que no me tuviera miedo, madre, zora hice un amigo, mire como se acercaba hacia mi quedándose a mi lado lo que me hizo estar cómoda por lo que le escuche atentamente, me sorprendí al escuchar que fue criado por una vampiresa sera que el era también un vampiro pero su aura era tan diferente a la mía porque era eso no lo entiendo Fuiste criado por una vampireza jeje ya veo, yo también fui criada solo por mi madre..ya que mi padre... me mordí los labios no quería recordar aquello no lo odiaba pero tenia un gran resentimiento contra el por el simple hecho de dejar a mi madre cuando mas lo necesitaba, mi madre lucho sola para sacarme a delante y entre tutores y tutores solo teníamos un corto tiempo para nosotras si el hubiera estado seguramente hubiera sino menor la carga y ella hubiera tenido mas tiempo para mi.

Al notar aquella admiración hacia su madre me percate de que aquel joven profesor no me iba a lastimar las vampiresas crían demasiado bien a sus hijos sin importar si lo son o no, me sentía mas tranquila, seguía escuchándole y cuando miro mis ojos mire rápidamente a otro lado estaba un poco avergonzada y no quería que aquello se notara tan rápido era algo mu vergonzoso para mi, ademas que el no vería mis ojos rojos hasta que comiera algo o estuviera molesta que muy poco se da eso, era mejor controlarse y mantenerme serena antes que empezara a salirse mi corazón.

Con solo las palabras que dices sobre tu madre puedo notar que era una mujer realmente única le mire y recosté mi cabeza de su hombre Me agrada que seas así.... las personas que hablan así de sus madres tienen un corazón muy hermoso sensei dije regalandole una sonrisa para luego alejarme un poco y regresar a mi postura normal.

Tenia un poco de hambre y por desgrasa mi estomago me había delatado dejando sonar un gran rugido que me hizo sonrojar y bajar la mirada en este tipo de escenas en casa uno de los sirvientes de mi madre ya habría saliendo corriendo a buscar algo de comer o incluso zora lo hubiera hecho, como era de costumbre nunca me dejaban hacer algo por mi propia cuenta, asome mis colmillos en modo de enfado conmigo misma para luego morder mi labios y hacerles unos piquetitos de los cuales salían unas gotitas de sangre el cual comencé a lamer, quien me manda a olvidar mi bolso en el salón, solo espero que no lo hallan abierto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Invitado el Vie Ago 08, 2014 11:42 am

Escuchaba atentamente lo que intentaba decir, solo que su frase se vio cortada cuando comenzó a hablar sobre su padre. Tal vez podía entender lo que estaba pasando por su mente, el asunto con los padres, y madres, siempre me pareció algo complicado ya que en mi infancia solo compartí con mis verdaderos padres unos cuantos años, años claves para la formación de un niño. No compartí con mis padres durante mi completa niñez, pero tuve la suerte de conocer a mi cuidadora vampiresa, aunque no era la mujer mas amorosa, fue como una madre para mi.

Debido a que no conocía el pasado de la joven, no quería hacer ningún comentario y mucho menos pedirle que me contara sobre su padre, siendo ese el motivo por el cual se cortó la conversación. Solo guardé mis manos en los bolsillos mientras seguía observando a la vampiresa aguardando en silencio que ella hiciera o dijera algo, fue entonces cuando la joven de manera sorpresiva se acercó hacia mi, recostando su cabeza sobre mi hombro cosa que me causó algo de curiosidad -No sabía que las vampiresas podrían ser tan amigables...- pense al verla tan de cerca, podía oler su agradable olor, cosa común en las chicas -Si bueno... ella no es mi madre, la considero como tal pero no lo es, digo, no se que pasó con mis padres, me separaron de ellos cuando era un niño y fui a un orfanato. Cuando era mas grande tuve que irme del orfanato, viví un tiempo en las calles hasta que ella prácticamente me acogió y sacó de esa vida. En fin... a mi también me agrada ser así- comenté en tono de broma.

Llevábamos un corto lapso de tiempo hablando en esa pequeña sombra cuando de pronto escuché un sonido que siempre me causaba gracia, aunque aquella sangre saliendo de su labio y el hecho de que lamiera su propia sangre no me inspiraba mucha confianza. Esbocé una sonrisa observando el vientre de la joven, de manera espontánea me acerqué a ella y le pinché el estómago con mis dedos, siendo este el que la había delatado -Ten esto- dijoe tras hurgar en mi bolso, sacando una mediana barra de chocolate blanco que había decomisado a un estudiante durante mi clase. Sabía que eso no calmaría su hambre, era una vampiresa después de todo, pero vamos, tenía que desviar su atención a otra cosa -Te conté de mi, ¿por qué no me cuentas un poco mas de ti?- pregunté volviendo a recostarme en la pared, sacando una manzana de mi bolso, la cual me la había regalado durante la mañana una estudiante, le di un mordiscó y recosté la cabeza hacia atrás dirigiendo mi mirada hacia el cielo, mientras las blancas nubes se pasean por el despejado cielo..
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Huyendo del trabajo - Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.