Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Registro de Físicos [Postear con ficha Aceptada]
Sáb Mayo 30, 2015 4:43 pm por Invitado

» Especialidades para universitarios
Sáb Mayo 30, 2015 12:57 pm por Ekaterina Akeila

» Fairy Tail ¡Fire Up! || Afiliacion || Normal
Jue Abr 09, 2015 8:58 pm por Invitado

» Me voy.
Lun Abr 06, 2015 9:57 pm por Invitado

» Infamous {Normal}
Sáb Abr 04, 2015 6:35 am por Invitado

» Sueños de Arianth {Afiliado normal}
Jue Abr 02, 2015 8:10 am por Invitado

» Nos veremos
Miér Abr 01, 2015 8:07 pm por Invitado

» Gran Baile -Colectivo-
Miér Abr 01, 2015 2:55 pm por Invitado

» Búsqueda del Tesoro {Bases}
Miér Abr 01, 2015 2:08 pm por Ekaterina Akeila

» Aurum et Argentum {Evento Medieval}
Miér Abr 01, 2015 1:10 pm por Ekaterina Akeila

Afiliados
afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

[ID] { Elliot Bacon }

Ir abajo

[ID] { Elliot Bacon }

Mensaje por Invitado el Vie Oct 19, 2012 6:50 pm

Nombre:
Elliot

Apodo:
Elli -aunque suele molestarse si le llaman de esa forma.-

Apellido:
Bacon

Sexo:
Masculino

Edad:
18 años

Orientación sexual:
Bisexual -se inclina más por los hombres aunque lo niegue.-

Raza:
Ángel Oscuro /Kuro Tenshi

Grado:
Tercero

Descripción física:
Elliot suele caracterizarse por ser muy alto, midiendo un metro con 85 centímetros; esta acostumbrado a ver a las personas desde arriba. Goza de una complexión un poco más delgada de lo recomendable para alguien de esa edad, no es enfermizo, la salud es algo que siempre ha estado latente en él. Por así decirlo, también goza de una figura atlética y bien formada, varonil. Nada exagerado pero si bien visible. No hay nada en su cuerpo que haga dudar que sea un hombre, principalmente aquella espalda ancha, los hombros fuertes, abdomen plano y marcado, al igual que su pecho.

Extremidades largas y poderosas, las superiores con manos amplias y dedos extensos y ágiles que le permiten efectuar su trabajo a la perfección. Mientras tanto los pies de la talla adecuada para que soporten su larga figura, además de ciertas curiosidades, ya sea que tenga un aire militar, dado sus pasos firmes y energéticos.

La piel que cubre su cuerpo es blanca pero sin llegar a ser pálida, de un atractivo tono cremoso, sorprendentemente suave al tacto. Sin embargo sufre ciertas imperfecciones. Elliot nunca sería amigo de tatuajes, perforaciones o quemaduras... Pero si dan un vistazo de cerca podrán distinguir demasiadas cicatrices a lo largo y ancho de todo su cuerpo. Aunque la mayoría sanaron tiempo atrás y apenas se perciben... Algunas excepciones son difíciles de pasar por alto. Especialmente una cicatriz que atraviesa desde el hombro derecho hasta la cadera izquierda.

No le importan demasiado aquellas marcas, puesto que no le gusta enseñar su cuerpo de forma liberal, podríamos decir incluso que Elliot no se considera a si mismo atractivo, como otras personas podrían comentar. Su indiferencia ante su físico es algo que se muestra mucho a la hora de vestir. No es apasionado de la moda y le molesta romperse la cabeza pensando en que ponerse. Siempre va con una gabardina roja o azul verdosa sobre una camiseta, que depende del clima de la estación, acompañada normalmente de alguna cosa del tipo pañuelo en el cuello o algo así. En cuanto accesorios el más destacado son sus gafas de piloto, de las cuales nunca se separa y sus guantes.

No le desagrada ser el centro de atención de vez en cuando, aunque le gustaría que fuera por algún otro motivo que solamente su rostro.  Este, aunque no posee rasgos especialmente extraños o fuera de lo común, resulta armónico y lo que se diría “estéticamente correcto”, o “lindo”, según ciertas personas menos profesionales, vaya.  el principal atractivo del rostro recae en los ojos, los cuales sí merecen ser propiamente descritos. Pero resumiendo, básicamente podría decirse que son pardos, un color que varía dependiendo de la iluminación y esas menudencias, aunque a priori parecen de un hermoso verde olivo. Aunque no son de una tonalidad demasiado clara, destacan además por su forma felina ─ algo alargada incluso ─, que le otorgan una mirada afilada y penetrante, enmaracada por escasas pero definidas pestañas. Estas a su vez se encuentran bajo cejas menudas mas visibles, por su contraste con la piel relativamente clara. Pues al igual que su cabello, son de color negro. Este luce despuntado y apenas sin peinar la gran mayoría del tiempo, de talle corto y bastante abundante.

Descripción psicológica:
Al cruzar unas cuantas palabras con él, podrás darte cuenta de que no es precisamente una persona muy dada a la conversación. Lejos de ser alguien tímido, -al contrario, vergüenza es precisamente lo que me falta.- tampoco se trata de un chico demasiado sociable, por así decirlo. No rehuye de la compañía, pero de alguna manera le desagradan los tratos de otras personas a no ser que sean necesarios. Al hablar es frío y cortante, solo dice lo justo y relevante, pocas veces lo verás de cháchara intentando llenar un silencio vacío.

En cierta forma, prefiere la soledad. Así que tiende a alejarse de la sociedad e ir por libre ganándose el calificativo de independiente. Mantiene una actitud distante, ya que suele desconfiar de todo el mundo y siempre piensa lo peor de la gente. Siente que basta y sobra consigo mismo y que no necesita a los demás para nada. Pocas veces pide ayuda o se ve en deuda con alguien. Esto le ha hecho creerse demasiado, convirtiéndose en un joven arrogante y sumamente orgulloso. Como siempre se ha valido por si mismo tiene mucha confianza en si mismo mas tampoco es engreído en exceso y aunque su autoestima es bastante alta no suele alardear sin un buen motivo.

Es más inteligente y culto de lo que parece. Agudo, sabe muy bien qué es lo que le conviene, de modo que no le importa aprovecharse de los demás para lograr sus objetivos. Piensa, luego, actúa, siempre tiene un plan o una estrategia bajo la manga. No es que sea mentiroso, solo cuenta la verdad a medias. Pero de forma contradictoria, actúa y habla de manera honesta, en correspondencia a lo que piensa y opina, en ese campo nunca está  en silencio. A pesar de su apariencia tranquila y su semblante serio, no es recomendable hacerlo enfadar, ya que se molesta fácilmente y, si se cabrea, puede llegar a ser violento. Tiene poca paciencia y se pica enseguida pero por suerte olvida rápidamente el enfado.

Se muestra como un hombre rudo, rebelde, el cual detesta obedecer y poco le importa lo que piensen de él. Da la impresión de que solo ve por si mismo, siguiendo sus propias reglas. Le molesta en sobremanera que hieran su orgullo, para suerte, no es vengativo y suele olvidarlo la mayor parte del tiempo, de otra forma, se muestra rencoroso.  Siempre va a lo fácil, lo rápido, lo sencillo y bien hecho, detesta los dramas. Dice las cosas como son, aunque la minoría del tiempo tiene un poco de tacto.

A pesar de su orgullo, tiene un lado solidario que pocas veces gusta de mostrar: siempre está ahí para echar una mano a un amigo, sin esperar una compensación a cambio. Le cuesta confiar en la gente por miedo a la traición, algo que Elliot apenas soporta, para él la fidelidad es un valor sumamente importante. Le cuesta encariñarse, a pesar de que siente secreta debilidad por los niños, no es que se desviva por ellos ni pretenda hacerse cargo de nadie o tener un lado “paternal”, sólo teniendo en cuenta su personalidad es extraño que le requiera ese esfuerzo decirles “no” o simplemente verlos llorar como si tal cosa. Es posesivo y protector con aquello que considera "suyo". Sí, me han entendido bien, esto incluye personas. Como la otra cara de los celos, al principio no los muestra, pero si la situación continúa podría llegar hasta límites insospechados.

Podría considerarse alguien tsundere por esa personalidad bien oculta. Es una persona amable sobre todas las cosas, aunque no suelen darse cuenta de ello hasta no conocerlo bien. Es alguien que por su seriedad no podrías catalogar como "adorable" pero poco a poco vas conociendo detalles de su persona que te dejan con ganas de saltar sobre él, de lo tierno que llega a ser.


Historia:
Nadie sabe como nació. Nadie sabe como apareció, solo saben que estuvo ahí. Su existencia fue el mayor misterio de la familia Bacon.

Era temprano por la mañana, la mujer de la familia se había levantado para limpiar frente a la casa, últimamente las tormentas de arena se volvían frecuentes en aquel lugar y por ello había muchas cosas que debían limpiarse antes de la próxima. Tenía muchas cosas que hacer, tenía que hacer comida, remendar ropa y pensar en como pagar las deudas de la familia. No esperaba que pasara algo diferente en aquel momento. Realmente no lo esperaba.

Los niños llorando en la mesa, exigiendo su comida. Las muecas de dolor, de lastima no tardaron en aparecer en sus rostros en el momento en que su madre volvió con dos cuencos llenos de ... Avena. Nuevamente eso era lo que comerían. Y es que con la pobreza que estaban viviendo eso era lo único que habían podido comprar para la comida diaria, era tonto decir que los niños ya estaban demasiado cansados de ese tipo de comidas. Eran cinco hijos. Tres que iban desde los 15 a los 13 y dos gemelos de cuatro años. Finalmente los niños fueron a las clases impartidas por la iglesia.

Los padres volvieron a paso lento hasta la casa, pensando únicamente en todas las deudas que tenían y en como podrían solucionarlas. No sería fácil hacerlo. El llanto de un niño pudo sacar a la pareja de sus problemas. Provenía de la entrada de su casa. Pasaron rápidamente la cerca y cuando estuvieron al frente, pudieron ver a un niño arropado con telas de altos precios. Sus cabellos ébano y con unos ojos profundos como el cielo sin estrellas... Estaba envuelto entre aquellas finas telas.

La pregunta que apareció en la mente de los padres fue "¿Por qué?" "¿Porque nosotros?" Era obvio que ya tenían demasiados problemas. El niño fijo sus ojos en aquellas personas. Dejo de llorar. En ese momento se dieron cuenta que sobre las aperladas telas se encontraban dos sobres. Estaban enumerados con números romanos. El padre tomo la primer carta... Era una extensa hoja llena de palabras que no llego a comprender del todo. Esta decía.

"No pensé que la situación nos orillara a esto. Pero a ustedes, humilde familia Bacon, quiero pedirles que cuiden de mi pequeño hijo. Por las ropas que usa, por las telas en las que esta envuelto, ustedes ya deben haberse dado cuenta de lo realmente poderosa que es nuestra familia. Pero esto no es una burla de ricos hacia ustedes. Les estoy confiando mi más grande tesoro. A mi hijo, Elliot. Espero puedan darle el mismo amor que a todos sus hijos." La pregunta del padre que recaía en su cabeza desde que comenzó a leer la carta era "¿Por qué?" "¿Por qué nosotros?" Y es que parecía no comprender aun el propósito de esa carta. Le sorprendió que tras terminar la lectura, hubiera nuevas palabras esperando por él. "Seguramente se preguntan porque. Pero la respuesta a eso es algo que no les puedo dar. Les pido que confíen en mis palabras, en las de un desconocido. Elliot un día será capaz de salvarlos a todos, sin pedir nada a cambio, quiero que crezca como un niño fuerte. Y se que a su lado sera posible. No le digan de esto, hasta que no estén listos. Si no pueden seguir con esto, ingresen la carta dentro del sobre. Nos haremos cargo del resto. Pero... Ustedes son mi última oportunidad."

El padre no supo que hacer. No supo si tomar el otro sobre o no. Pero la madre, que había mantenido los ojos fijos en el niño de mirada penetrante. Tomo el sobre a escondidas de su marido. Y este no dijo nada malo cuando escucho el sonido del sobre abriéndose. Habían hecho lo correcto. No era que lo sabían por aquella melodía que misteriosamente se reproducía en su mente. Pero se dieron cuenta por lo que estaba dentro del sobre. No eran codiciosos y ambiciosos, pero las riquezas dentro del segundo sobre resolverían sus problemas. Los hijos aceptaron de inmediato a Elliot en la familia, enternecidos con el motivo de su existencia. Después de todo, era un bebé lindo y no querían que le pasara algo malo. La delincuencia era algo muy fuerte últimamente y no tendrían problemas en venderlo con lo tierno que resultaba.

Los años pasaron, pasaron lentamente para el joven Elliot, fue cuando tenía siete años que encontró la carta mágica que respondía a todas sus preguntas. Le había parecido divertida. Por lo que la escondió para mostrarla luego. Elliot no era un niño travieso, pero la tentación había sido muy fuerte. Ese día era especial. Era su cumpleaños. Y en los cumpleaños comían otras deliciosas cosas. De niño, Elliot no era propiamente fuerte. Era un debilucho y tierno niño. Con facciones comunes, pero de fuerte atractivo. Ese día fue igual al resto, divertido y feliz.

Pero el verdadero cambio en su personalidad, surgió cuando a la edad de quince años, cuando sus hermanos ya le tenían envidia a todas sus sobrehumanas habilidades, le dijeron que era adoptado. Eso fue un golpe duro para Elliot, quien se volvió poco a poco más cerrado, pero sin olvidar el amor que sus padres tenían por él. Después de todo, aun en la adversidad le habían cuidado. Entonces recordó aquella carta, la que encontró ocho años atrás y comenzó a buscarla. La había ocultado para una emergencia, para que nadie la encontrará nunca, porque supo que tenía un sobrenatural poder. Quizás era de sus verdaderos padres.

La primer pregunta que hizo fue "¿Quién soy?" La respuesta le dejo seco con un "Mi hijo." Escrito en perfecta caligrafía. Fue tan hermoso que casi llora de la emoción. "¿Vives dentro de la hoja?" ... La pregunta era normal para un hombre que nunca había visto algo como eso. "No. Es un enlace directo a mi mente." Fue la respuesta que obtuvo y de esa forma se entero de muchas cosas. Bastantes cosas. Con el tiempo fue complicado seguir viviendo en su casa. Recibía muchas becas a escuelas poderosas por su inteligencia, pero siempre las rechazaba porque no eran las que quería.
Un día... Un día le llego una beca a la academia Greenlight. Finalmente la escuela que quería. Y ese mismo día partió.

Así fue como un nuevo capítulo en su vida inicio.

*Extras:
✗ Gustos:
× Todo tipo de armas, tanto blancas como de fuego, hasta explosivos.
× También le interesa cualquier artefacto que tenga un mecanismo, cuanto más complejo, mejor, un reto más para su mente.
× La música no es una de sus pasiones, pero le agrada. Sobretodo las baladas de rock. × Casi todo tipo de carne.
× Los sabores dulces, en especial la vainilla. También gusta de tomar bebidas fuertes, desde alcohol hasta café.
× Los retos, la adrenalina.
× Leer novelas de misterio y suspenso. Casi siempre le algo antes de dormir, y suele hacerlo justo en la posición en la cual estaba leyendo.
× Le agradan las personas sinceras y honestas. Siente secreta debilidad por la inocencia de los niños, le sabe mal hacerles daño o verlos llorar, porque cree que ya hay bastante tristeza por el mundo para que un niño con una vida despreocupada llore por cualquier tontería

✗ Disgustos:
× La avena, desde pequeño fue una de las pocas cosas que se podía permitir para comer y ahora la odia.
× Los sabores agrios, como el limón, ni las bebidas amargas, como el té -ni qué decir del té con limón-.
× No hacer nada, estar quieto, a no ser que algo le preocupe o esté cansado, aburrirse.
× Que le lleven la contraria o le desobedezcan.


-o-


× Tiene un amplio vocabulario de palabras malsonantes, que suele utilizar si la ocasión lo indica.
× Habla algunos idiomas, como japonés, italiano, español, inglés y chino. Francés y portugués básico.
× Su sentido de la orientación es prácticamente nulo.
× Es ateo, y no cree ni en el destino, ni en la suerte, ni en la superstición.
× Su cumpleaños es el 21 de mayo, es decir, Géminis.
× Su tipo de sangre es “0”

H a b i l i d a d e s:


  • Agilidad: Sus reflejos, equilibrio, flexibilidad y velocidad de movimiento son envidiables, de manera que rara vez encuentra dificultades que tengan que ver con cualquier tipo de obstáculos. También pueden caer desde una altura relativamente alta sin hacerse daño.
  • Control del fuego: No puede crear dicho elemento, pero al encontrarse en un ambiente en el cual pueda desenvolver energía de ese tipo, puede usar el oxígeno a su alrededor y potenciar el poder de la llama. No puede darle forma al elemento, solo utilizarlo en su forma original.
    Solo puede usarlo durante tres post. El tiempo para volver a usar la habilidad es de siete posts.
  • Desapercibido: Elliot tiene el don de estar ahí sin que nadie se percate de su presencia hasta que hace algo para captar el interés. Se les suele dar bien esconderse y/o desviar la atención hacia otros.



D e b i l i d a d e s:


  • Es débil ante los ataques de agua, por su poder con el fuego.
  • De igual manera, es débil ante los ataques de hielo, aunque no con la misma potencia que el agua.
  • Al ser un ser, especializado en la oscuridad. Es débil ante todo tipo de ataque relacionado con la luz.

Imágenes:
Spoiler:

Procedencia (Anime/manga, Videojuego, Cómic, Novela gráfica):
Gareki {Karneval}

God Palace


Última edición por Elliot Bacon el Sáb Oct 20, 2012 12:57 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [ID] { Elliot Bacon }

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 20, 2012 12:56 pm

He terminado finalmente la ficha x.x
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [ID] { Elliot Bacon }

Mensaje por Greenlight el Sáb Oct 20, 2012 1:00 pm

Ficha Aceptada.
avatar
Greenlight


Mensajes : 636
Puntos : 9252

Volver arriba Ir abajo

Re: [ID] { Elliot Bacon }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.